Sueño de una tarde de casi verano.



Querido diario,

He aquí un paradigma sobre coleccionar momentos en una calurosa tarde de casi verano. Para no pensar.
Para no olvidar.
Cuando por un momento la ficción supera la realidad.
Casi ínfima y natural.

Y cuando las palabras sobran, no hay nada más que agregar.

Con cariño,

Roville

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares